Cómo reparar un colgador plástico para manguera

Pregunta: ” Compré un colgador plástico para colgar la manguera en el jardín, pero el sol del verano la deformó totalmente. ¿Qué puedo hacer” -Luis

Respuesta: Estimado Luis, resulta fácil tirarlo a la basura y comprar otro. Pero, te sugiero que puedas hacer un pequeño armazón de madera que no permita que se deforme nuevamente. Para que el colgador vuelva a su forma original, puedes usar agua caliente, especialmente donde se desformó.

Puedes hacer presión con tus manos para lograrlo, cuida de no quemarte.

 

Hoy la mayoría de las personas no reparan, solo compran algo nuevo y la vida sigue. Pero, reparar tiene muchas ventajas. Solo para mencionar un par, un especial sentido de logro y una escuela para reparar otro tipo de problemas de la vida.

Recuerdo que en mi infancia cuando la plancha se echaba a perder no se desechaba sino que se arreglaba el cordón o se cambiaba la resistencia y la plancha quedaba como nueva, seguía su vida útil.

Hoy tus amistades cuando no cumples sus expectativas, te pueden borrar de un clic en el Facebook o WhatsApp o un divorcio puede borrar a tu familiar mas cercano.

Si desechara mi casa cada vez que tiene goteras, viviría cambiándome hasta llegar al cementerio.

 

Licencia médica

Licencia médica

Pregunta: “Mi empleador me entregó una licencia médica electrónica de MEDIPASS. El problema es que no se qué hacer ahora.” – Walter

Respuesta: Estimado Walter. Puedes ver la licencia electrónica MEDIPASS aquí: http://www.medipass.cl/WebPublic/trabajadores.html

 

 

Podrás ver tu licencia electrónica, que será como esta:

Allí podrás ver datos importantes, que necesitaras para averiguar el estado de tu licencia, como:

FOLIO DE LICENCIA MÉDICA

CÓDIGO DE VERIFICACIÓN

Luego puedes entrar aquí para ver el estado de tu licencia: https://www.milicenciamedica.cl

 

Para hacerlo necesitaras:

1.- Tu número de RUT.

2.- El número de folio

3.-El código de verificación.

Normalmente tienes que esperar mas del tiempo que tú quisieras. 

Allí podrás ver la fecha cuando se recibió en el COMPIN, luego cuando se aprobó por la CONTRALORIA MÉDICA, luego pasa a la etapa de evaluación del subsidio  y finalmente se envía a PAGO.

Cómo enfrentar una injusticia

Cómo enfrentar una injusticia

 

Pregunta: “me enferman las injusticias…por eso considero que lo que usted menciona son soluciones baratas..”-Luis

 

 

Respuesta: Estimado Luis, primero deseamos agradecerte el que te tomaras el tiempo y nos contaras tu problema, problema que como tú dices “no tiene solución” y nuestra respuesta era con el fin de ayudarte a encontrar tus propias soluciones. No hemos hecho público tu problema porque empatizamos contigo y entendemos que has pasado por momentos difíciles. Se nos hace imposible controlar las acciones y sentimientos de otros, pero si podemos esforzarnos por controlar las propias.

 

 

Se cuenta de un hombre que vio un alacrán undiendose en el agua y este tomo una hoja y trató de salvarlo, pero el alacrán cada vez que él se le acercaba levantaba su cola y trataba de clavarle el aguijón con veneno. Un extraño se acerco y le dijo que dejara que el alacrán se ahogara, porque en su intento por ayudarlo el alacrán terminaría por clavarle su aguijón. Pero, el hombre respondió que no podía cambiar la naturaleza del alacrán pero que no permitiría que el alacrán cambiara la suya.” -Tu problema Tu solución

Nota: Te sugiero que veas el video a continuación, quizás te ayude a encontrar tu propia respuesta y no permitir que las acciones de otros te cambien tu propia naturaleza.

 

 

Pregunta: “en la empresa fui el primero en llegar y el último en irme. Siempre hice mas de lo que se me pedían, pero cuando hubo que reducir personal escogieron del número 40 al 55.  Tanto el jefe de personal como mi supervisor querían deshacerse de mi. No me ayudó mucho tu post PIENSA POSITIVO” -Mauricio

 

Respuesta: Estimado Mauricio, entendemos lo difícil que es encontrar trabajo a tu edad, ya pronto a llegar a la edad de jubilación. Y tienes toda la razón que el mantenerse Positivo no soluciona el problema. Como el tipo que cayo del décimo piso y en el piso 5 le preguntan: ¿Qué te paso? y responde: Todavía naaaada!! O como el loro positivo, en el mástil mayor en un barco que se hunde y tiene las alas cortadas.

 

Pero, no todo es desesperanza, haz desarrollado un espíritu de sacrificio y trabajo, además de disciplina para cumplir tus labores, de modo que, no dudamos de que encontraras un trabajo, donde te sientas contento y con sentido de logro.

 

De hecho, nos hemos comunicado con uno de nuestros colaboradores y le hemos enviado tu curriculum vitae y él te contratará.

Pero, te advierto en todas partes encontraras a personas como tu anterior supervisor o el anterior jefe de personal. Pienso que algo que te falto en tu trabajo anterior fue ZAGACIDAD.

Te ilustro a que me refiero: En un país, al fin del mundo, había un campesino que trabajaba bien y sus campos producían muchos lo que produjo la envidia de los gobernantes del pueblo. De modo que tramaron quitarle la vida y quedarse con sus terrenos y para ello lo acusaron de blasfemar contra el Rey, lo que era pagado con pena de muerte.

Luego de ser arrestado, muchos del pueblo comenzaron a decir que la acusación era falsa y que el juicio era una injusticia. Esto se propago por todo el país, amenazando la estabilidad de los gobernantes.

Entonces los gobernantes temerosos de una revolución decidieron hacer el juicio público, frente a todo el pueblo.

Cuando todo estaban reunidos en la plaza principal. Los gobernantes que le temían al pueblo anunciaron que el juicio se lo dejarían a Dios. Que ellos no lo juzgarían. Habían puesto dos papeles doblados en un bol transparente, en uno decía culpable y en el otro inocente y dejarían que Dios dirigiera la elección. Si él escogía el papel que decía culpable lo matarían en el acto y si él escogía el papel que decía inocente lo liberarían inmediatamente.

El pueblo grito en jubilo y los gobernantes sonreían. Como no habían de estar contentos  ya que ellos habían puesto dos papeles, pero ambos decían culpable. Cualquiera que sacara lo condenaría a la muerte.

El acusado se acercó al bol y escogió uno de los papeles y rápidamente se lo tragó completamente. Los gobernantes dijeron: “Ahora cómo vamos a saber si el papel elegido decía culpable o inocente”.

El acusado calmadamente dijo: “Abran el papel que queda si dice culpable yo me comí el papel que decía inocente”.

Así se hizo, y como el papel decía culpable, él fue declarado inocente. Y hasta el día de hoy ese hombre trabaja en su campo y cada año sus cosechas son mas abundantes.

Estimado Mauricio que no te falte sagacidad en tu próximo trabajo.