Problemas emocionales

 
  • Separaciones
  • Divorcio
  • Depresión
  • Suicidio
  • Muerte de un ser querido

PIENSA POSITIVO

¿Qué es la mente? Se le ha definido como el lugar donde se procesan los pensamientos. Para procesar los pensamientos la mente, como si fuera una figura tridimensional, usa el 100% del cerebro, pero solo una diezmilésima parte del potencial de nuestra capacidad cerebral. Sin duda, la mente es algo singular en el universo conocido.

Aunque, los humanos, podemos andar en bicicleta y mascar chicle, a la misma vez, nuestra mente no puede meditar en forma simultanea en dos cosas. De modo que, para evitar pensamientos negativos, tenemos que dirigir la mente a pensar de manera positiva. Esto no es siempre fácil, en el caso de algunas personas no pueden suprimir pensamientos negativos, se les hace difícil tomar las riendas de sus pensamientos y dirigirlos a pensamientos positivos.

Por ejemplo, Mariana, escribió al equipo de Tu problema Tu solucion, y nos contó que ayer no durmió en toda la noche. Se acostó preocupada porque su hijo no le llamó por teléfono. Ella pensó que podría ser que él no llamó porque ya no le interesa su madre, quizás se olvido. O quizás se enfermó y no quiere preocuparla. O puede ser que su nuera le dice que no la llame. Quizás no tiene minutos en el teléfono, o está descargado, o se lo robaron.

Estimada Mariana, podrías estar pensando toda la noche y todas las noches. Pero, ¿crees que de tanto pensar encontraras la respuesta a lo que te preocupa? Estas metiendo la mano a un saco vacío, aunque metas la mano un millón de veces en el mismo saco, no sacaras nada.

Permíteme preguntarte: ¿Ves mucha TV?

 

 

 

JAMAS TE RINDAS

biography.com

Wilma Glodean Rudolph nació en 1940 en USA y nació muy enfermiza, de hecho nació prematuramente, en su niñez sufrió gravemente de escarlatina, neumonía y poliomielitis. Una de las secuelas de sus enfermedades fue quedar paralitica de su pierna izquierda. El doctor tratante le dijo a su madre que Wilma no podría volver a caminar. Ella de raza negra, fue la hija número 20 de 22 hijos de los dos matrimonios que tuvo su padre Ed.

En muchas ocasiones Wilma sintió que no podría seguir luchando contra la adversidad, pero su madre le enseñó la lección de su vida. Cuando ella veía que Wilma quería darse por vencido ella le decía: WILMA, NO TE RINDAS NUNCA. Eso afectó positivamente su vida, de modo que con la ayuda de un aparato ortopédico, ella volvió a caminar y al poco tiempo ya corría y jugaba.

Wilma nunca se rindió, en 1956 a la edad de 16 años participó en las Olimpiadas Melbourne, Australia donde ganó una medalla de bronce en la carrera de 400 metros planos. En 1960 ganó tres medallas de oro en las olimpiadas de Roma en Italia, llegando a ser así la primera mujer norteamericana que ganaba tres medallas de oro.

Ella tenía mil razones para dejar de luchar ante tanta adversidad, pero encontró mil una razones para NO RENDIRSE NUNCA.